lunes, 29 de julio de 2013

Cerrado por vacaciones

Cerrado por vacaciones



Llego el final de otro curso lleno de proyectos y nuevas ideas resueltas.

A partir de hoy, y hasta septiembre, dejo este blog para dedicarme a otros actividades más mundanas. Este blog que me da tantas satisfacciones, no le podré dar el tiempo que  requiere. Mi familia y mi salud mental se merecen una desconexión casi total del mundo educativo y de la web. 

Esto me ayudará a recargar energías para un nuevo curso apasionante, pensando en las posibilidades que hay en nuestras manos como pedagogos o profesores para que nuestro sistema educativo mejore. Y para ello necesitamos grandes dosis de innovación, creatividad, metodologías activas y colaboración. 

Una programación con sólo un libro de texto detrás no es suficiente. 

La sociedad nos demanda un cambio y una adaptación para seguir formando buenos alumnos; con el hándicap de unas exigencias mayores que nunca. 

La cooperación entre centros educativos y profesores es vital. El cambio de chip es imprescindible: la autoformación constante y la motivación en nuestra tarea. Nuestros alumnos  se lo merecen.

Gracias a los profesores y al apoyo de compañeros y amigos que han seguido tan de cerca el blog. Nos vemos en septiembre con muchas ganas.

¡Felices vacaciones de verano 2013!



jueves, 25 de julio de 2013

Actividades de verano para aprender

7 actividades de verano para aprender


En este verano para los que se quedan en casa y también para los que no, estimular la creatividad en los niños y aprender no es cosa fácil, pero he aquí un par de ideas para pequeños y grandes.

  • Viajes, mapas y recorridos


Muchas familias durante las vacaciones realizan viajes, dentro y fuera del país. Estos desplazamientos son un perfecto pretexto para pedir a los niños y niñas que realicen investigaciones a partir de mapas. Con herramientas como Google maps, podemos plantearles retos como la distancia de casa al lugar de destino, idear una ruta en bicicleta por la montaña, busca pueblos para visitar cerca de nuestro alojamiento, buscar ríos, lagos etc.

  • Recolectar en la naturaleza y crear una obra.


Es muy gratificante además de sano salir y dar un paseo por el bosque, la playa, parque o cualquier área natural y recolectar toda clase de curiosidades que encuentren por ejemplo ( hojas secas, varitas, corteza de árbol seca, flores, cochas, piedritas, etc)

Este es un buen momento para dar una explicación de las diferentes características del la naturaleza que se esta visitando y los animales que viven en ella.

Si por tiempo o por otras circunstancias no es posible salir de casa, podremos recolectar rollos de papel de baño, sopa de cualquier figura, botellas de plástico etc. y con ello echar a volar la imaginación en una cartulina y crear una obra de arte.

  • Fotografia sobre temas escolares

El uso de cámaras fotográficas es otro elemento motivador para los niños y niñas. En este sentido, les podemos pedir que en un tiempo determinado realicen un número de fotografías sobre un tema escolar, por ejemplo formas geométricas de la calle, carteles con palabras llanas o animales mamíferos que se encuentren por los alrededores, reciclaje.

  • Ser pintores


Vamos a aprender toda la gama de colores a través de la combinación de los colores primarios. Ponemos un poco de pintura color azul, rojo y amarillo en medio de la cartulina y dejamos que ellos a través de la investigación y curiosidad decidan que colores quieren combinar primero. Este es un buen ejercicio para explicar :

amarillo +rojo da anaranjado
azul + rojo da morado
amarillo + azul da verde

  • Cocina y matemáticas.


 En una receta de cocina las matemáticas ocupan una papel importante, ya que necesitamos tratar con conocimientos de medida, cálculo, proporciones, etc. Proponer a los niños y niñas que realicen una receta solos o acompañados por nosotros puede ser una buena actividad de aplicación de la competencia matemática. Tan solo necesitamos una receta adecuada a la edad y darles las cantidades de ingredientes para un número de personas distinto  al que necesitamos, así les estaremos obligando a convertir estas cantidades a la proporción requerida. Pueden encontrar ideas de recetas en Cooking with kids.

  • Escritura creativa. 


Storybird, es una web donde los niños pueden elaborar narraciones a partir de una amplia y variada galería de imágenes. Y para los pequeños que aun no saben escribir lo podrán hacer a manera de dictado con la ayuda de algún hermano mayor o con ayuda de los padres.

  • Comprensión lectora. 


La lectura, pese a ser un eje vertebrador de la competencia lingüística, no siempre ocupa un espacio importante en el tiempo de ocio de los niños y niñas. Por este motivo, hace unos días os presentamos una app para iPad que hemos diseñado para motivar la lectura y la comprensión. Gaudi’s secret es la historia de un grupo de amigos que descubre un secreto del arquitecto Antonio Gaudí. En esta aventura, la lectura se combina con retos de comprensión, juegos y, por su puesto, diversión.


Estas actividades se pueden complementar con muchas otras: buscar información sobre animales o plantas de nuestro entorno, visitar museos o exposiciones, dibujar al aire libre, realizar experimentos de ciencias, cartearse con un compañero de clase, visitar algún castillo, etc

Lo importante es que los niños y niñas disfruten de su descanso estival, teniendo en cuenta que muchas actividades pueden ser tan divertidas como formativas.


lunes, 15 de julio de 2013

Regenerar la mielina y nutrir el cerebro

REGENERAR LA MIELINA Y NUTRIR EL CEREBRO



En el artículo anterior hablaba de la importancia que tiene la mielina, la cual recubre el tallo de las neuronas o células nerviosas, siendo su función la transmisión y conducción de impulsos nerviosos o eléctricos que envían y reciben mensajes, de todo tipo al cuerpo para un mejor aprendizaje. 

Como Pedagoga me doy cuenta de la importancia que tiene la regeneración de la mielina en los niños y adolescentes para un adecuado aprendizaje, si ésta, se pierde o daña los impulsos nerviosos se ralentizan (se hace más lento el proceso del sistema nervioso) o dejan de transmitirse.

¿Pero que podemos hacer para cuidar, evitar y sanar la buena transmisión y conducción del sistema nervioso?

Los expertos en nutrición mencionan que es fundamental mantener una dieta con aquellos alimentos requeridos para su buena producción y regeneración de la misma.

Alimentos que deterioran las vainas de mielina y las funciones del sistema nervioso:

• Grasas nocivas o saturadas: lo frito, los embutidos, la carne roja y la leche de vaca y derivados.
  • Azúcar refinada: este carbohidrato de absorción rápida es uno de los irritantes más fuertes del sistema nervioso, lo deteriora y, a la larga, produce un sinfín de afecciones. 
  • Refrescos, comida procesada, pasteles y dulces, kétchup y todo lo que la contenga.
Alimentos que nutren y reparan las vainas de mielina:

• Alimentos y suplementos ricos en ácido fólico y vitamina B12, vitaminas indispensables para la protección del sistema nervioso y la reparación adecuada de mielina, así como también ayudan a prevenir que se dañe. Investigaciones han confirmado que personas que padecen esclerosis múltiple y en sus dietas se incluyó un tratamiento con ácido fólico mejoraron considerablemente tanto en los síntomas como en la reparación de la mielina.

• Ácido fólico: indispensable para un buen funcionamiento del sistema nervioso. Los alimentos que la contienen son: granos enteros, cereales integrales, etc. .

  • Te verde y hierbas: incluir en la dieta vegetales y hierbas anti-inflamatorios: para proteger las vainas de mielina es necesario reducir la inflamación en el cuerpo, lo cual es el pilar del tratamiento para la esclerosis múltiple. El te verde, por ejemplo, así como el sauce blanco, el te de limón o cítricos, así como la vitamina C y D.


• Vitamina C: es un gran depurador, desinflamatorio y antioxidante poderoso. La  puedes encontrar en alimentos como los cítricos (naranjas, limones, etc.). Brocoli, algas marinas, guayabas, etc.

• Ácidos grasos esenciales: ¿ sabias que tu cerebro está formado por un 60 por ciento de grasas? Pero de las grasas amigas como los ácidos omega-3 y omega-6.

• Ácido oleico: las aceitunas son una rica fuente de este ácido esencial, un omega-6 que además se encuentra en el pescado, el pollo, las nueces, el aceite de oliva extra virgen y las semillas.

• Omega-3: los peces de aguas profundas contienen buenas cantidades de ácidos grasos omega 3, los cuales participan en las funciones cerebrales mejorando la transmisión de impulso nerviosos, además de que ayudan a reducir la inflamación en el cuerpo.

• Vitamina A y D: este es un apoyo extra para el sistema inmune este en óptimas condiciones y apoye en la recuperación del daño de mielina o en caso de enfermedades desmielinizantes. Los vegetales anaranjados como la papaya, la naranja, la zanahoria, etc., son tipos en vitamina A, y el aceite de hígado de bacalao es muy buena fuente de vitamina A, D y ácidos grasos esenciales. La vitamina D ha sido una de las mejores opciones para reducir el riesgo de desmielinización y la esclerosis múltiple de forma significativa.

  • Aminoácidos: son esenciales para la transmisión de mensajes cerebrales, son los ladrillos con los que se construyen las proteínas mejorando la capacidad de comunicación interna del cerebro. Ejemplos: amaranto integral (contiene todos los aminoácidos esenciales que tu cuerpo necesita), levadura de cerveza, algas marinas.

• Frutas: el azúcar de las frutas es un elixir para el cerebro. Evita combinarlas con otros alimentos, come las frutas cítricas en ayunas y las dulces con el estómago vacío, 2 horas después de que hayas comido y espera 20 minutos a que se digieran. Las manzanas, las peras y los melocotones son estupendas por las noches, y la papaya o la piña como desayuno. Las uvas o los arándanos cómelos entre comidas en lugar de golosinas.

Además…
  • Hacer ejercicio, estimula de forma vigorosa las funciones generales del cuerpo, ayuda a que el cerebro este bien oxigenado y a descargar tensiones. Si escoges una actividad que disfrutes mucho,  es mejor, ya que cuando disfrutas tu cerebro segrega hormonas que te provocan estados de gozo y bienestar, lo que ayuda enormemente a estimular las conexiones neuronales.


Espero que con esta información podemos lograr que los niños tengan una mejor concentración, atención y ganas de jugar en la escuela.

jueves, 11 de julio de 2013

¿Qué pasa en nuestro cerebro cuando aprendemos?

¿Cómo aprende el cerebro?


La ciencia de la práctica: ¿Qué sucede cuando se aprende una nueva habilidad?
¿Cómo el practicar una nueva actividad, afecta al cerebro? ¿Qué pasa en el cerebro cuando aprendemos algo nuevo

Cuando aprendemos una nueva habilidad, jugar al ajedrez, o hacer una voltereta, estamos cambiando la forma en que nuestro cerebro se conecta. El cerebro tiene unos cien mil millones de neuronas.  Las neuronas se conectan entre sí por unos enlaces que se llaman “sinapsis”, que transmiten información de unas a otras. 

Siempre podemos aprender cosas nuevas. Es más, es conveniente que nunca dejemos de intentar aprender cosas.

Sabemos por estudios científicos que el cerebro es sumamente plástico. Esto es, la capacidad de cambiar en función a la experiencia. La plasticidad del cerebro depende fundamentalmente de cuánto se usa. Esa plasticidad nunca se pierde, por eso podemos seguir aprendiendo durante toda la vida. Cada vez que aprendemos algo, nuestro cerebro cambia. Mediante la experiencia esculpimos nuestro propio cerebro.

Nuestro cerebro coordina un complejo conjunto de acciones que involucran la función motora, el procesamiento visual y auditivo, los conocimientos lingüísticos verbales y mucho más. Cuando aprendemos algo nuevo, al principio, la nueva habilidad puede sentirse rígida y torpe. Pero a medida que la practicamos  la adquirimos mejor. Lo que la práctica está haciendo es ayudar a la optimización del cerebro para este conjunto de actividades coordinadas, a través de un proceso llamado mielinización. 


  • Cómo funcionan las señales nerviosas

Las neuronas son los bloques de construcción básicos celulares del cerebro. Una neurona se compone de dendritas, que recibe señales de otras neuronas; el cuerpo de la célula, que procesa las señales, y el axón, un "cable" de largo que se extiende y interactúa con dendritas de otras neuronas. Cuando las diferentes partes del cerebro se comunican y coordinan entre sí, envían impulsos nerviosos, que son cargas eléctricas que viajan por el axón de una neurona, finalmente llegan a la neurona siguiente en la cadena.


  • ¿Cómo afecta la mielinización impulsos nerviosos?


El cerebro se divide en sustancia blanca (glía) casi el 50% de nuestro cerebro y gris (neuronas) con varios tipos de células con funciones diferentes.

La sustancia blanca es la mielina, el tejido graso que cubre gran parte de los largos axones que se extienden fuera de nuestras neuronas. Los científicos han encontrado que la mielinización aumenta la velocidad y la fuerza de los impulsos nerviosos por forzar la carga eléctrica para saltar a través de la vaina de mielina a la siguiente lugar abierto en el axón.

El aumento de la actividad neuronal provoca el crecimiento de la mielina.

En primer lugar, una gran cantidad de mielinización ocurre durante la infancia. Los niños son como maquinas generadoras de mielina, absorbiendo información del mundo y de sí mismos. A medida que envejecemos, podemos seguir generando más  mielina en los axones, pero ocurre a un ritmo más lento y requiere más esfuerzo.

Los científicos creen que dos células no neuronales (o "glial") que existen en el cerebro juegan un papel en la creación de nueva mielina. La primera es una célula glial llamado un astrocito. Los astrocitos monitorear los axones neuronales para la actividad, y muchas señales repetidas de un axón en particular desencadena el astrocito para liberar sustancias químicas que estimulan la segunda célula (conocida como oligodendrocitos) para producir la mielina que envuelve el axón.

Las neuronas mielinizadas tienen mejor rendimiento

Podemos decir con seguridad que aumenta la velocidad y la fuerza del impulso nervioso-que parece útil para el aprendizaje, pero no concluyente. 

Una pieza atractiva de la evidencia proviene de los escáneres cerebrales de músicos expertos. Ha habido una gran cantidad de investigaciones realizadas sobre cómo los cerebros de los músicos son diferentes de los cerebros de la gente que nunca estudio música. El estudio sugiere que la práctica realizada en la infancia y adolescencia de un pianista experto, se correlaciona con la densidad de la materia blanca en las regiones del cerebro relacionadas con las habilidades motoras, visuales y los centros de procesamiento auditivo, entre otros. Lo más significativo es que hay una correlación directa entre el número de horas que practican y la densidad de la sustancia blanca / mielina.


La práctica de habilidades con el tiempo hace que las vías nerviosas a funcionar mejoren al unísono a través de la mielinización. Para mejorar su rendimiento, hay que practicar con frecuencia.


La inteligencia humana no es don recibido genéticamente e inamovible. Es una posibilidad a desarrollar mediante el aprendizaje. Siempre se puede mejorar.

La inteligencia tiene un componente cognoscitivo y un componente emocional. ¿Qué quiere decir esto? Que no se trata sólo de saber muchas cosas, sino de adquirir un estilo afectivo, emocional, que favorezca la capacidad de vivir felizmente y de enfrentarnos con los problemas. De nada vale que una persona sepa muchas cosas y razone muy bien, si después está muerto de miedo y no se atreve a poner en práctica lo que ha pensado.

lunes, 8 de julio de 2013

Emociones y Alimentación


Emociones y Alimentación, vital para todos los seres humanos.


Leonard, Joseph: "El ser humano pasa la primera mitad de su vida arruinando la salud y la otra mitad intentando restablecerla."



Tantas frases relacionadas con la alimentación  “Eres lo que comes”, “Dime lo que comes y te diré qué carácter tienes”." “La lectura es como el alimento; el provecho no está en proporción de lo que se come, sino de los que se digiere” .

La gran cantidad de alimentos a base de azúcares y alimentos industriales  han marcado un abismo entre el comportamiento actual de algunos niños y adultos , los cuales se han visto afectados, reflejadandoce en una hiperactividad, que hace años no existía. Con esto no quiero decir que todos los trastornos de atención o hiperactividad esten relacionados con una mala alimentación, aunque está comprobado que influye en nuestras emociones.

Montse Bradford, escritora y experta en nutrición y energética MB dice que las emociones nos vienen dadas por lo que consumimos

“Si vamos por la vía del azúcar, pues vemos el nivel de hiperactividad que tiene la gente. El azúcar nos desmineraliza, nos afecta al sistema nervioso, además de dejarnos mal el riñón, los huesos, etc. Ya vemos cómo están los niños de hiperactivos. Yo defiendo que no existen por naturaleza niños hiperactivos. El niño actúa en función de la energía que le damos. Si le damos una cola, pues actuará según la energía que le produce este producto. Si no le damos este tipo de alimentación, estará como un angelito. Tenemos que entender esto, es muy importante.”

.--¿Entonces las emociones las compramos en el supermercado? 

Las emociones tienen dos orígenes. El pensamiento, lo que pensamos genera emociones, pero también lo que comemos

Si tomo un vaso de agua o de whisky mis emociones serán muy distintas. ¿Y por qué generarán distintas emociones? Porque atacarán a diferentes órganos. Si yo ingiero alimentos que me bloquean el hígado, o la vesícula biliar, tendré emociones de ira, cólera, agresividad, impaciencia… porque cada órgano, dependiendo de si funciona bien o mal, genera unas u otras emociones. Esto está comprobado en la medicina china de hace tres o cuatro mil años.

La autora define al  ser humano con tres cuerpos: físico, emocional y mental…

 Los alimentos que necesita cada uno son distintos. No podemos darle chocolate al emocional porque no funciona. Si el novio nos deja, comiendo chocolate no haremos que vuelva. El único cuerpo que tiene sistema digestivo, dientes y estómago es el físico. Al cuerpo emocional, por ejemplo, hay que alimentarlo, sí, pero con emociones. Cada uno tendrá su método, a unos les gustará ir a bailar, a otros ir a caminar por la playa… Acabamos alimentándolo, sin embargo, con cosas físicas que no funcionan.

Si los tres están más o menos equilibrados, y digo más o menos porque la armonía absoluta no existe, sumarán un equipo y buscarán juntos la misma meta. 

Por ello  hay una relación de causa-efecto entre lo que comemos y nuestro estado de ánimo posterior.

Si yo como cosas que me están debilitando, que me están desmineralizando, notaré efectos emocionales de desmotivación, de mucho frío, no tendré ganas de hacer nada. Las personas estarán física, emocional y mentalmente con estas energías de deficiencia. 

Y me desmineralizo consumiendo alimentos que tienen un pH ácido. La tónica general de la sociedad es que tenemos un hígado muy bloqueado y un riñón con muchas deficiencias, y el riñón necesita minerales. Si no, aparecen las emociones negativas. La principal emoción negativa del riñón es el miedo. Hoy en día tenemos miedo de todo. No somos emprendedores, nos falta espíritu de aventura… La gente está muy ácida, muy desmineralizada.

Hay alimentos que generan una sangre ácida (con la que construimos estrés, enfermedad y desequilibrio) y otros que, por el contrario, la alcalinizan (con lo que obtenemos energía, vitalidad y salud)…

Podemos generar nuestro propio estado de ánimo. Somos los creadores de nuestra vida, en todos los niveles de nuestro ser. Cómo escogemos pensar es muy importante. Decíamos antes que una de las vías por la que se crean las emociones es a través de los pensamientos. Pero claro, si injerimos whisky, difícilmente podremos ser conscientes de nuestros pensamientos. La alimentación, sin duda, es la número uno para darnos un poco más de estabilidad, de armonía, de paz… y luego debemos mirar con tranquilidad la calidad de nuestros pensamientos, que también forman emociones, por descontado.

--Falta conciencia, porque la alimentación no se ve desde esta perspectiva. Se mira desde un ángulo muy primitivo. Sería el primer nivel alimenticio: ¿tengo hambre?, pues como lo que sea, voy a un McDonald’s o donde me apetezca en ese momento. Habría dos niveles más: el sensorial y el emocional. Las personas están vibrando en estos tres niveles, nada más. Y tenemos que ir un poco más allá, al nivel de la energía que provocan los alimentos. Porque con la alimentación podemos generar salud o enfermedad. Es muy importante. También defiende que hay alimentos con energía yin (chocolate, alcohol, estimulantes, azúcares, levaduras artificiales…) que conducen a la hipersensibilidad, mientras que hay otros, con energía yang (carne, jamón, embutidos, huevos…) que nos ponen tensos y coléricos…

Así es. El alcohol, los vinagres, los estimulantes… todo ello estimula al sistema nervioso generando una energía falsa. Cuando una persona, a media tarde, se siente fatigada, busca ingerir café, chocolate, beber una cola… en definitiva, generar una energía que no tiene. Pero claro, si hacemos esto durante muchos meses acabaremos creando una fibromialgia o una fatiga crónica, y es que estamos destruyendo la energía de los riñones. Todos estos alimentos crean una energía de expansión. Nos inflaman y nos desmineralizan. 

Los alimentos de grasas saturadas bloquean el hígado y además no son el ejemplo de una alimentación sostenible. Tenemos en el planeta 7.000 millones de habitantes y debemos empezar a comer mucho más del reino vegetal.  Tenemos que ser conscientes de ello. Hay que tener en cuenta que para ‘cultivar’ un kilo de carne se necesitan 1.500 litros de agua, y todo ello para que, después, una familia lo ingiera en una comida. Y esto sucede a la vez que hay personas que no pueden beber ni una gota de agua. ¡Es alucinante! Nos estamos cargando el planeta. No podemos pensar sólo en nosotros, sino también en las generaciones futuras. Necesitamos una alimentación sostenible, sana, natural y energética, conociendo la energía de cada alimento.

En una comida principal, dice la autora, no puede faltar: cereales integrales en grano, legumbres, un alga, una verdura verde y una pequeña porción de semillas o frutos secos. Alguien podría decir, ¡qué aburrimiento!

Lo que necesitamos es volver a la vida natural. Empezar a comer lo que comían nuestros abuelos. ¿Cuánto hace que apareció el donut? Tampoco hace tanto. Tenemos que volver a la dieta de antes, a comer legumbres, verduras, piñones, nueces, semillas, frutos secos, fruta de la temporada.. 

Habla de vibraciones. Tanto los alimentos como los diferentes cuerpos del ser humano (físico, mental y emocional) vibran de distinta manera…

Así es. El físico vibra tan lentamente que lo podemos ver y tocar. El mental, por su parte, es la torre de control. Vibra más rápido que la velocidad de la luz. Pensamos mentalmente que vamos al Taj Mahal y hemos ido y venido. Es instantáneo. El emocional no lo podemos ver, pero sí sentir. Cuando estamos mal emocionalmente lo sentimos claramente. Éste no necesita ni chocolate ni alcohol ni nada por el estilo, lo que pasa es que la gente los utiliza para evadirse.

Se resiste. Se queja porque no tiene vibraciones de armonía. Está bloqueado porque nunca le prestamos atención. Al cuerpo físico lo mimamos a diario, lo duchamos, lo alimentamos… al emocional nunca lo hemos limpiado. Nunca hemos tenido en cuenta las emociones bloqueadas. No vamos a un terapeuta para gestionarlas, no lo hacemos. Ni tan siquiera las expresamos, escribiendo, por ejemplo. Hablo de coger un papel y escribir cómo nos sentimos, o pintar, o ir a bailar… el caso es que afloren de alguna forma. No lo hacemos, no lo depuramos, no lo limpiamos cada día. Y el mental lo mismo. Vibra tan rápidamente que nos descontrola. Es importante para gestionarlo el silencio, la paz, para poder observar esos pensamientos que tenemos descontrolados. Todo el mundo tiene dos minutos al día para detenerse, pero no lo hacemos. El alimento ideal para el cuerpo mental es el agradecimiento, estar agradecidos con la vida.

A la hora de cocinar, “no sabemos extraer el sabor dulce a los alimentos”, asegura usted. Por eso, añade, buscamos la compensación en el postre…

El sabor dulce lo podemos sacar  de las verduras dulces: calabaza, moniato, zanahoria… todas son muy dulces. Y si las cocinamos durante mucho tiempo dan una dulzura increíble. Cada gusto tonifica diferentes órganos del cuerpo.

El sabor dulce nos equilibra estómago, bazo y páncreas. Son órganos emocionales todos ellos, que necesitan mucha dulzura y relax. Esta dulzura natural es muy importante, no me canso de repetirlo. La gente esta muy estresada y le falta un poco de dulzura. Cuando incorporemos esto a nuestro cuerpo, seguramente podremos relajarnos más y contar con un poco más de armonía en nuestra vida. 

Más que leer el libro es poner a prueba esta nueva alternativa alimentaría y probar los resultados con ello ganaremos en calidad de vida . Ganar en concentración, claridad mental, en ganas de hacer cosas, en perder peso o ganarlo, si es necesario… No podemos opinar de algo si no se prueba, si no se vive. Para llegar a regreso a clases con más ganas.

Montse Bradford, escritora y experta en nutrición y energética MB

Fundadora de varias escuelas de cocina, esta barcelonesa de nacimiento, afincada en Londres desde 1978 hasta 2006 (ahora reside en la Ciudad Condal), ha dado clases en la Escuela Universitaria de Enfermería y Fisioterapia Blanquerna e impartido cursos por toda Europa y también por Sudamérica. Galardonada con el Premio Verde 2008 (Fundación José Navarro) por su trabajo a favor de la alimentación responsable y el desarrollo sostenible, ha escrito más de diez libros. El último, La alimentación y las emociones.

Algunas ideas extraídas 

Diario la Vanguardia

domingo, 7 de julio de 2013

Libro junio




El principito


No quiero dejar de recomendar uno de mis libros favoritos, un clásico de clásicos. Desde su aparición en 1943 se ha convertido en una de las obras clásica traducida a 180 idiomas, generalmente se le etiqueta como literatura infantil, pero en realidad es un libro capaz de atraer a cualquier lector de cualquier edad dejando una huella en su vida, el Principito es una completa joya literaria del siglo XX.

Desde su publicación, el relato El Principito ha sido llevado al teatro y al cine, la más relevante adaptación fue la versión musical protagonizada por Steven Warner y Richard Kiley acompañados por con Gene Wilder, Joss Ackland y Bob Fosse.

He aqui un fragmento del libro. ¡Que lo disfruten!

(...)

Entonces apareció el zorro.
-Buenos días -dijo el zorro.
-Buenos días -respondió cortésmente el principito, que se dio vuelta, pero no vio nada.
-Estoy acá -dijo la voz- bajo el manzano...
-¿Quién eres? -dijo el principito-. Eres muy lindo...
-Soy un zorro -dijo el zorro.
-Ven a jugar conmigo -le propuso el principito-. ¡Estoy tan triste!...
-No puedo jugar contigo -dijo el zorro-. No estoy domesticado.
-¡Ah! Perdón -dijo el principito. Pero, después de reflexionar, agregó:
-¿Qué significa «domesticar»?
-No eres de aquí -dijo el zorro-. ¿Qué buscas?
-Busco a los hombres -dijo el principito-. ¿Qué significa «domesticar»?
-Los hombres -dijo el zorro- tienen fusiles y cazan. Es muy molesto. También crían gallinas. Es su único interés. ¿Buscas gallinas?
No -dijo el principito-. Busco amigos. ¿Qué significa «domesticar»?
-Es una cosa demasiado olvidada -dijo el zorro-. Significa «crear lazos».
-¿Crear lazos?
-Sí -dijo el zorro-. Para mí no eres todavía más que un muchachito semejante a cien mil muchachitos. Y no te necesito. Y tú tampoco me necesitas. No soy para ti más que un zorro semejante a cien mil zorros. Pero, si me domesticas, tendremos necesidad el uno del otro. Serás para mí único en el mundo. Seré para ti único en el mundo...
-Empiezo a comprender -dijo el principito-. Hay una flor... Creo que me ha domesticado...
-Es posible -dijo el zorro-. ¡En la Tierra se ve toda clase de cosas...!
-¡Oh! No es en la Tierra -dijo el principito. El zorro pareció muy intrigado:
-¿En otro planeta?
-Sí.
-¿Hay cazadores en ese planeta?
-No.
-¡Es interesante eso! ¿Y gallinas?
-No.
-No hay nada perfecto -suspiró el zorro. Pero el zorro volvió a su idea:
-Mi vida es monótona. Cazo gallinas, los hombres me cazan. Todas las gallinas se parecen y todos los hombres se parecen. Me aburro, pues, un poco. Pero, si me domesticas, mi vida se llenará de sol. Conoceré un ruido de pasos que será diferente de todos los otros. Los otros pasos me hacen esconder bajo la tierra. El tuyo me llamará fuera de la madriguera, como una música. Y además, ¡mira! ¿Ves, allá, los campos de trigo? Yo no como pan. Para mí el trigo es inútil. Los campos de trigo no me recuerdan nada. ¡Es bien triste! Pero tú tienes cabellos color de oro. Cuando me hayas domesticado, ¡será maravilloso! El trigo dorado será un recuerdo de ti. Y amaré el ruido del viento en el trigo...
El zorro calló y miró largo tiempo al principito:
-¡Por favor... domestícame! -dijo.
-Bien lo quisiera -respondió el principito-, pero no tengo mucho tiempo. Tengo que encontrar amigos y conocer muchas cosas.
-Sólo se conocen las cosas que se domestican -dijo el zorro-. Los hombres ya no tienen tiempo de conocer nada. Compran cosas hechas a los mercaderes. Pero como no existen mercaderes de amigos, los hombres ya no tienen amigos. Si quieres un amigo, ¡domestícame!
-¿Qué hay que hacer? -dijo el principito.
-Hay que ser muy paciente -respondió el zorro-. Te sentarás al principio un poco lejos de mí, así, en la hierba. Te miraré de reojo y no dirás nada. La palabra es fuente de malentendidos Pero, cada día, podrás sentarte un poco más cerca...
Al día siguiente volvió el principito. -Hubiese sido mejor venir a la misma hora -dijo el zorro-. Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde, comenzaré a ser feliz desde las tres. Cuanto más avance la hora, más feliz me sentiré. A las cuatro me sentiré agitado e inquieto; ¡descubriré el precio de la felicidad! Pero si vienes a cualquier hora, nunca sabré a qué hora preparar mi corazón... Los ritos son necesarios.
-¿Qué es un rito? -dijo el principito.
-Es también algo demasiado olvidado -dijo el zorro-. Es lo que hace que un día sea diferente de los otros días: una hora, de las otras horas. Entre los cazadores, por ejemplo, hay un rito. El jueves bailan con las muchachas del pueblo. El jueves es, pues, un día maravilloso. Voy a pasearme hasta la viña. Si los cazadores no bailaran en día fijo, todos los días se parecerían y yo no tendría vacaciones.
Así el principito domesticó al zorro. Y cuando se acercó la hora de la partida:
-¡Ah!... -dijo el zorro-. Voy a llorar.
-Tuya es la culpa -dijo el principito-. No deseaba hacerte mal pero quisiste que te domesticara...
-Sí-dijo el zorro.
-¡Pero vas a llorar! -dijo el principito.
-Sí-dijo el zorro.
-Entonces, no ganas nada.
-Gano -dijo el zorro-, por el color de trigo. Luego, agregó:
-Ve y mira nuevamente a las rosas. Comprenderás que la tuya es única en el mundo. Volverás para decirme adiós y te regalaré un secreto.
El principito se fue a ver nuevamente a las rosas:
-No sois en absoluto parecidas a mi rosa: no sois nada aún -les dijo-. Nadie os ha domesticado y no habéis domesticado a nadie. Sois como era mi zorro. No era más que un zorro semejante a cien mil otros. Pero yo le hice mi amigo y ahora es único en el mundo.
Y las rosas se sintieron bien molestas.
-Sois bellas, pero estáis vacías -les dijo todavía-. No se puede morir por vosotras. Sin duda que un transeúnte común creerá que mi rosa se os parece. Pero ella sola es más importante que todas vosotras, puesto que es ella la rosa a quien he regado. Puesto que es ella la rosa a quien puse bajo un globo. Puesto que es ella la rosa a quien abrigué con el biombo. Puesto que es ella la rosa cuyas orugas maté (salvo las dos o tres que se hicieron mariposas). Puesto que es ella la rosa a quien escuché quejarse, o alabarse, o aun, algunas veces, callarse. Puesto que ella es mi rosa.
Y volvió hacia el zorro:
-Adiós -dijo.
-Adiós -dijo el zorro-. He aquí mi secreto. Es muy simple: no se ve bien sino con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos.
-Lo esencial es invisible a los ojos -repitió el principito, a fin de acordarse.
-El tiempo que perdiste por tu rosa hace que tu rosa sea tan importante.
-El tiempo que perdí por mi rosa... -dijo el principito, a fin de acordarse.
-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-. Pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado. Eres responsable de tu rosa...
-Soy responsable de mi rosa... -repitió el principito, a fin de acordarse.

ANTOINE DE SAINT-EXUPÉRY


martes, 2 de julio de 2013

La escuela cuadriculada, del ayer y del hoy......

La escuela cuadriculada, del ayer y del hoy......


El día de ayer me encontré con la historia de Helena, que además de hacerme reflexionar me ha conmovido debido a la realidad educativa en la que seguimos sumergidos desde décadas. Y es que mucho se ha escrito y hablado del tema....

 “Que la escuela es anacrónica, ... que todavía queda mucho para que el modelo educativo esté al servicio de las necesidades de los ciudadanos del siglo XXI,... que mata la creatividad ... que los profesores no están a la altura o preparados para afrontar estos retos etc etc etc...”

He tenido la fortuna de haber estudiado en tres países diferentes (México, España y Alemania) puedo decir con certeza que ninguna de los tres sistemas es perfecto.... cada uno de ellos tiene sus aciertos y carencias. 

Y dentro de esas carencias, todos los sistemas educativos en el mundo nos piden que estudiemos o mejor dicho memoricemos para aprobar los exámenes, asistimos a la Universidad para obtener un grado académico. En el medio universitario esta práctica se ha convertido en responder a la pregunta: qué necesitamos saber para enfrentar con éxito cada exámen. Esto es lo que guía nuestro paso por el campus (figura 1).


Pero desde mi punto de vista lo más importante es que el futuro de la educación no debe centrarse en los datos sino en la construcción de modelos donde la prioridad sea educar con lo mejor. 

Comprometiendo y concientizando a todas las partes involucradas. El asunto va mucho más allá de la nuevas tecnologías, aunque éstas estén afectando el ecosistema educativo en algunos (pocos aún) países del mundo. No sólo debemos imaginar cómo aplicar los nuevos dispositivos sino cómo modelar la mezcla entre lo clásico y lo moderno. 

No se trata de promover una cosmovisión tan efímera como los nuevos dispositivos, que cada seis meses se renuevan y cada poco más quedan obsoletos, sino de incorporar a los docentes al liderazgo del proceso de transición entre el siglo que se fue y el que ya comenzó.



Les dejo la historia de Helena extraída del siguiente link

"Tengo diecisiete años y mi padre es licenciado en historia del arte e historia universal. Yo estudiaba en casa, no pisé un colegio hasta los diez años. Mi profesor era mi padre,con el cual estudiaba durante tres horas al día y dedicaba una más a repasar y hacer ejercicios, el resto del tiempo jugaba,leía,bailaba,tocaba el piano con mi padre al violín, dibujaba e incluso escribía cuentos y poemas a muy temprana edad que leíamos juntos por la noche; hacía mil y una cosas. Esto se debía a que mi padre trabajaba a distancia escribiendo textos y ejercicios para universidades y el resto del tiempo le gustaba estar conmigo. Pero mi idilio termino cuando a los 10 años mi padre consideró que para poder desarrollar una actitud social normal debía interactuar más con niños de mi edad, así que me mudé a casa de mi tía (mi madre murió al darme a luz), que me llevó al colegio donde pasé los peores años de mi vida.
Para empezar las clases eran un suplicio, no entendía los libros en absoluto, me resultaban totalmente incomprensibles y la verdad es que los profesores no se explicaban mucho mejor y las clases se me hacían interminables (y estúpidas). Eran un auténtico castigo no entendía el sistema de repetir tantas veces la misma cosa y ponerla en practica al llegar a casa. Y no hablemos de mis compañeros. El primer día acudí con gran ilusión (puramente fundamentada en una mezcla de curiosidad y emoción) y cuando llegué allí me encontré a un atajo de críos de mentalidad atrasada con la creatividad de un pepino en salmuera y la originalidad de una patata, no me entendían al hablar ("palabras raras" lo llamaban). Al principio les resulté muy interesante por haber cursado una educación distinta y empezaron a tratarme con desprecio o a ignorarme, a pesar de que nunca me porté mal con ninguno. Era una niña que no conocía la mala fe ni la conozco; me he criado con un padre que en mi vida me ha gritado ni levantado la mano ya que sabe las formas correctas de educarme.
Siempre he sido una chica de buen ver ,era muy mona de pequeña y ahora mi físico me contenta bastante pero ellos decidieron que yo era horrenda por el hecho de ser distinta (a los once años frustrada por los insultos a mi pelo rojo me tinté de negro) y por primera vez en mi vida me sentí sola, muy sola. En todas las asignaturas tenia problemas, en Castellano me enseñaban reglas ortográficas a base de tablas y dictados y no leyendo libros como había hecho hasta entonces, me enseñaban literatura a base de leer datos de autores y descripciones de sus obras y no leyendo sus obras... Cuando pregunté "¿Y en vez de estudiar el libro ¿Por qué no lo leemos?" a lo que me respondieron "No tenéis capacidad de entenderlo" Sin embargo yo ya había leído,entendido y comentado largamente con mi padre algunos de ellos, y la historia se repetía "¿Por qué me enseñas las partes de una narración ,pero no me enseñas a escribir una narración? ¿Por qué me enseñas métrica pero no me haces escribirte un poema utilizándola?". A pesar de que yo ya hablaba inglés en clases me desconcertaba, ya que no oía hablar inglés sólo explicaban como se hablaba el inglés ¿Queréis aprender inglés? Leed en Inglés.
En música recuerdo que me enseñaban el valor de las notas y las posiciones de la flauta y cuando pregunté "¿Cuándo vamos a aprender a hacer música" "¿A hacer música?" "Sí, a escribir partituras y escuchar música" la profesora se rió y me respondió "No estáis capacitados para hacer algo tan difícil como escribir una partitura" pero yo había escrito muchas composiciones ya, infantiles y nada virtuosas, pero entretenidas y algunas muy graciosas con letras que aún nos hacen desternillarnos a mi padre y a mi cuando las releemos. Además, yo conocía a casi todos los compositores y músicos relevantes de la historia y sabía identificar sus piezas más célebres, el valor de las notas lo interpretaba con movimiento y danza.
En religión, yo estaba acostumbrada sin saberlo a cuestionar a los grandes: Descartes, Platón, Sócrates, Nietzsche, Kant y muchos más. Mi padre había fusionado religión con filosofía y me había explicado no sólo la historia del cristianismo sino de todas las religiones. Hablábamos de todos los temas que conllevaban una mínima profundidad y me planteaba conflictos éticos y morales en los que debía discurrir por qué estaban bien o mal, qué haría yo, qué consecuencias tendría, etc... 
En dibujo fue donde más despagada me quedé. Mi padre es un apasionado del arte tanto el antiguo como el contemporáneo, así que yo conocía todas las formas y técnicas posibles para manifestar el arte visual: sabía dibujar, pintar y esculpir, conocía a los artistas más grandes de la historia y los del momento, había visitado montones de museos y edificios emblemáticos y el arte me resultaba total y absolutamente maravilloso. Cuando me dijeron  "Pintad esta ballena con ceras" yo cogí y dibujé un jardín en la ballena, bastante bonito, al lado de la ballena dibujé una ballena bebé que tenía rota una aleta y la llevaba vendada y por dentro, Luego la coloree con una cera haciéndola más oscura y más clara por zonas pero al mostrárselo orgullosa al maestro me dijo "Las ballenas no son de colores ni llevan vendas, coloréala en tonos grises y azules". Ahí mi mente explotó por completo "¿Que no existen? ¿Y qué mas da si no existen?". No lo entendía, no podía, no era capaz de comprender ese razonamiento y con mis posteriores trabajos ocurrió más de lo mismo: "Las olas ni bailan ni cantan", "los árboles no llevan traje", "los pájaros no pueden hacer túneles subterráneos" y yo no entendía nada en ninguna asignatura y mucho menos lograba adaptarme. Llegué a duras penas a 2º de ESO.
Ya llevaba 3 años escolarizada e iba a por el cuarto con muchos problemas y muy pocas ganas de estudiar, me había vuelto callada, asocial y reservada. Me tragaba mis opiniones porque sabía que SIEMPRE eran contrarias a las de mis compañeros y eso me solía crear conflictos. Un día, todos mis profesores decidieron que era aconsejable que yo visitase el psicólogo del centro, que resultó ser un patán absoluto que no me entendía para nada. Yo que ya contaba con un montón de libros de psicología leídos (como de casi todos los campos existentes) comprendí de inmediato que aquel señor no sabía lo que hacia. La depresión llegó ese mismo año y por ende mi tía, que ya no sabia que hacer, decidió devolverme un tiempo a mi padre, cosa que agradeceré eternamente. Mi padre me recibió con los brazos abiertos, esos meses recobré mis antiguas costumbres, jugábamos, pintábamos, leíamos, escuchábamos música, escribíamos, hacíamos turismo, dialogábamos sobre filosofía y política sobre ética y moral y nos pasábamos horas y horas debatiendo mientras consultábamos libros y referencias (porque así es como se aprende, señores).
En esos días recobré las ganas. Hablé con mi padre y le expliqué la situación en el colegio y al día siguiente vino a casa un  gran amigo suyo que era psicoanalista y catedrático de una universidad en la que colaboraba mi padre y también había dado clase a niños de mi edad (13 años por ese entonces). Aquel hombre se quedó con nosotros una semana y participó activamente en todas las actividades que hacíamos mi padre y yo. Al final de la semana la noche antes de marcharse, me enviaron antes a la cama, y como no tenia sueño les oía susurrar. Sabia que no estaba bien pero mi curiosidad es algo latente en mi y nunca se sacia, así que me levanté y me puse en la ventana del salón que estaba pegada a la ventana del despacho de mi padre y desde donde escuchaba la conversación perfectamente.
Básicamente aquel hombre estaba maravillado conmigo, mi capacidad de comprensión sobre cualquier tema ,mi vocabulario y expresión, con mis dibujos y pinturas, con mi música , él dijo que en su vida había visto un prodigio mayor que yo , que mi inteligencia superior era más que obvia y que mis capacidades en todo eran más que excelentes,sobresaliente ,me describía asombrosa y le recomendó encarecidamente a mi padre que me hiciese una prueba para corroborar esto y acceder a la educación que me merecía lejos de la masa mediocre y mi padre estuvo de acuerdo en que yo era alguien brillante.
¿Sabes cual fue el resultado de las pruebas? Adivina, no soy superdotada,ni mucho menos, mi CI es de 106 (lo normal es entre 100-110). Me devolvieron a la escuela normal, repetí en 3º de ESO y terminé con malas notas. Ahora mismo estudio del bachiller humanístico donde la verdad, mis notas son más que reconfortantes y han aumentado increíblemente. Me he vuelto a mudar con mi padre y aunque tardo casi una hora y tres cuartos en llegar a clases porque nuestra casa está muy alejada, me vale la pena. En un futuro, tengo pensado licenciarme en Magisterio y Psicología.
Yo no era más inteligente ,pero había recibido una correcta educación a todos los niveles y hoy me considero una persona con una cultura acuciante y una capacidad de opinar por mi misma y manifestar esta opinión de la que muchos carecen. Me he educado en la tolerancia a otras culturas y el respeto a otros pensamientos e ideologías, en tener siempre la mente abierta y ser capaz de mantener discusiones con otras personas sin necesidad de despreciar sus argumentos ni desechar los míos, y hasta ahora para exponer mi opinión nunca me ha hecho falta herir o insultar a nadie. Y con todo esto quiero decir que creo que estamos tirando muchas cosas a la basura, estamos tirando a la basura el arte, la ciencia, el saber... Estamos tirando cerebros a la basura como si nos sobrasen, y no es así. Me estoy preparando para pelear por la educación en un futuro y cambiar las cosas. Me crea una gran impotencia ver a todas esas mentes desperdiciadas viviendo en la ignorancia. Gente; leed, hablad, haced cosas, desarrollad vuestras cualidades y capacidades, no dejéis que se hundan en la mediocridad. 
Porque que te hayan educado para ser mediocre no implica que lo seas."



Espero que esta historia nos sirva como reflexión, estamos en el proceso de cambio y aun falta mucho por hacer........