jueves, 28 de marzo de 2013

Neuronas espejo


 Las Neuronas Espejo



G.Rizzolatti descubrió en  (1996), la existencia de unas neuronas  que son capaces de “reflejar” la acción de otro, es por ello que se llaman:neuronas espejo.
Evidentemente estas neuronas siempre han estado ahí, pero el descubrimiento de su existencia nos ayuda a comprender mejor el comportamiento de las personas. 

¿Y qué hacen estas neuronas?, su cometido consiste en “reflejar” la acción que está realizando la otra persona. De esta manera el que observa está llevando a cabo la misma acción que su interlocutor.

En los seres humanos, las neuronas espejo se encuentran en la corteza frontal inferior, cerca del área de Broca, una región del lenguaje. Este dato invita a imaginar que el lenguaje humano evolucionó  a partir de un sistema de gestos implementado en las neuronas espejo. Gracias a éstas, a las personas les es posible entender las acciones de los otros, aprender por imitación y poder entendernos aunque no hablemos el mismo idioma.

La empatía va de la mano con todo esto. Incluso a las neuronas espejo se les denomina “las neuronas de la empatía”.  ¿Y que es la empatía? es la capacidad de ponernos en el lugar o “en los zapatos” del otro y así lograr entender sus sentimientos, sensaciones y emociones, siendo consecuentes con ello. En otras palabras nos permite sentir la alegría y la tristeza de los demás como si la sintiéramos nosotros mismos. 

Investigadores en San Diego, California han detectado la posible conexión entre el autismo y estas neuronas. Las personas que padecen este desorden poseen dos tipos de síntomas: 

Habilidad intersocial limitada y deficiencias en la comunicación verbal.

Estos síntomas me hacen reflexionar sobre nuestros entornos.
Y peor aún, ¿pueden ser éstas las características de algunos líderes?. ¿Cuánto “autismo” tenemos en nuestro trabajo, familia, comunidad, colegios?. Cuando hablo de autismo organizacional, comunitario y escolar  me refiero a aquellas personas que no interactúan con los demás, a los que les es muy difícil poder alabar los logros, a los que les resulta incómodo el feedback, a los que les cuesta expresar sus opiniones, ....  todas esas carencias  tan importantes para poder generar un buen ambiente de trabajo, familiar y social.




La empatía se erige como un valor fundamental que tiene que ser fomentado y trabajado en las organizaciones, así como en casa. La empatía es una habilidad que se aprende en las etapas tempranas del desarrollo y a través de la experiencia; cuando los niños son tratados desde el nacimiento en forma empática y con un adecuado entorno social, aprenden a utilizarla en sus relaciones.
La manera más rudimientaria es examinar las expresiones faciales. Los niños son especialistas en  esa expresividad facial.

CUANDO SE LOGRA LEER LOS SENTIMIENTOS DEL OTRO...
  • la comunicación se vuelve más fluida en la medida en que se logran detectar los sentimientos del otro, incluso sin que sean expresados directamente.
  • las personas se sienten entendidas y se genera un fuerte lazo en las relaciones.
  • se aprende a anticipar situaciones de conflicto, porque se toman las medidas necesarias para evitar que la crisis se consolide.
  • los niños y adolescentes aprenden a entender y a aceptar las expresiones de los sentimientos del otro.

Cuando no logramos ser empáticos, la comunicación se ve afectada considerablemente, debido a que se vuelve difícil entrar en contacto con el otro, incluso es posible que se terminen hablando lenguajes distintos, ejerciendo una retroalimentación inadecuada o, posiblemente, ni siquiera eso.

EL SENTIMIENTO DE INCOMPRENSIÓN PUEDE LLEVAR A UN NIÑO A CONCLUIR:
  •  Que no es merecedor como persona de la atención necesaria.
  •   Que las emociones no tienen valor. Por lo tanto, asumen que es mejor reprimirlas.
  •   Que las emociones pueden crear conflicto.
  •  Que no es importante tomar en cuenta las emociones del otro.

Como cualquier buen espejo, estas neuronas nos muestran lo que hacen los otros y esto nos permite poder reflexionar sobre el por qué de sus acciones. Pero el reflejo de los espejos tiene otra capacidad: la de reflejarnos a nosotros mismos. Entretenernos más en observar nuestra imagen y olvidar la del otro es el primer síntoma del autismo personal.

lunes, 25 de marzo de 2013

Fin del mundo.....o nuevas aventuras.


Fin del mundo......o nuevas aventuras



Los últimos años, en todo el mundo, se habla de cambios, innovar, crear. Nueva era, nuevos tiempos, nuevos esquemas, maneras de pensar, actuar, cambios en la educación, en las empresas, salir de nuestra zona de confort cambios, cambios, cambios......

Un conocido afirma: “No estamos en crisis, hemos cambiado de era. Es la Era de la Innovación”

No es el fin del mundo como se especulaba........, Personalmente lo veo como el fin de algo bueno para comenzar algo mejor un regresar a lo verdaderamente importante de la vida, apostar nuevamente por la cooperación, los valores, la introspección, la esencia. Dandole cabida al cuerpo físico, energético y emocional. Y al mismo tiempo lo digital, la tecnología,  la innovación, acortar distancias.

No puede encontrar mejor ejemplo de este cambio que la película de "LOS CROODS" (actualmente en cartelera). Siempre los hombres de la prehistoria han sido un buen ejemplo para explicar el cambio evolutivo que ha tenido el ser humano. Y está época que nos toco vivir es justamente una de tantas en las que considero que están y seguirán habiendo cambios.



El cambio, unas veces lo elegimos, y otras viene impuesto. Cuando elegimos podemos tener “control” sobre la actuación a seguir. Cuando el cambio viene impuesto, la desorientación es mayor. Sin embargo hay algo en común en ambos tipos de cambios, la importancia de saber digerirlos, y tener un plan de actuación para disfrutar del camino y llegar a la meta felices y satisfechos.”


Lo que puede rescatar de la película “LOS CROODS”


  • La vida es un continuo cambio o devenir, atréverse a correr riesgos, a ser valientes, a salir de la cueva ,explorar,  buscar caminos nuevos...... de eso se trata la vida probar y descartar, y en esa maravillosa aventura.... aprendes....y de lo que más se aprende es de los fracasos, aunque sea doloroso. El cambio es la antesala del aprendizaje.


  • Del valor que se esconde en las pequeñas elecciones que nos llevan a tomar las riendas de nuestra vida, a dejar de escondernos tras las circunstancias y los victimismos, y asumir la responsabilidad de cambiar, de ser, de vivir en lugar de simplemente sobrevivir.


  • Tenemos miedo a cambiar porque creemos que, después de mucho esfuerzo  y sacrificio, conocemos nuestro mundo. Y aunque no sea el mejor, aunque no estemos totalmente satisfechos, al menos no habrá sorpresas. 


  • Busca desempolvar la cabeza, busca nuevas formas de hacer las cosas, nuevas ideas, persigue tus sueños.



Y si la vida es cambio, y solo hay cambio cuando hay movimiento, el estancamiento personal es más una muerte en vida, que una vida bien vivida. Cambiar es crecer, y crecer es algo que rige la genética de las personas.

Son tiempos de cambio, es cierto, y hay que adaptarse a ello. Pero cada uno de nosotros decide el rumbo, el momento y la dirección que toman sus pasos. No cambiar, permanecer encerrado en la cueva , también es una elección. Y toda elección, consciente o no, voluntaria o no, tiene sus consecuencias.


jueves, 21 de marzo de 2013

Entre dos extremos


Entre dos extremos


Los extremos han sido creados para determinar los márgenes sobre los que nos movemos. La tristeza y la alegría trazan un camino digno de ser vivido, la pobreza y la riqueza nos ayudan a valorar lo que tenemos, el sol y la luna nos ofrecen cada día la energía y el reposo, el aburrimiento y la diversión nos ayudan a encontrar nuestra vocación.

Vivo en  una país de la Europa media para ser más precisa  Alemania, no es él que me vio nacer,  por lo tanto he tenido la oportunidad de vivir en 2 extremos. La nieve y el sol, el alemán y castellano,  lo católico y protestante, la salchicha y el taco......

Si pudiera tener un delantal con 3 bolsas enormes, en una guardaría las cosas con las que en definitiva me quedo de cada país (México y Alemania)   y la tercera la arrojaría al mar.

Bolsa Alemania


  • Me quedo con el respeto a la naturaleza, a los animales, a las plantas, en general al ecosistema, con el  disfrute de los patos, los conejos y las ardillas a tan solo unos pasos de casa.
  • Me quedo con esa sensación de tranquilidad al salir .... y saber que no pasará nada. No violencia, no asaltos, no miedos por la inseguridad.
  • Me quedo con la mentalidad "el transeúnte es primero", con el respeto al ciclista, y la tolerancia hacia el conductor.

  • Me quedo con “cero tolerancia a la injusticia” a vivir con la certeza de que realmente se cumpla la ley, al denunciar  sin sabotajes, ni mordidas. 


  • Me quedo con la libertad y asombro de ver a los pequeñines  irse a la escuela en  bicicleta y casco, completamente solos.

  • Me quedo con la lectura, el estudio, las bibliotecas de cada pueblo, el arte, los museos, los teatros, los viajes.....los pueblos medievales, los castillos. Aprender, aprender, aprender..........

  • Me quedo con la cultura del reciclaje, racionar el agua, no tirar basura, el bosque frio, el Rhin, lo verde.

  • Me quedo con el  “hago lo que digo, predico, y pienso”  mentalidad alemana.

  • Me quedo con esta etapa maravillosa de madre....... con el juego, con sus carcajadas, sus ocurrencias, sus travesuras y su cara de mustia, con los cuentos,  con las noches de bombones y salchichas y el amor incondicional. Con el esfuerzo,  constancia y trabajo, del hombre, el padre incondicional.



Bolsa México


De mi patria querida

  • Me quedo con las verdaderas amistades, las largas horas de café, las reuniones familiares. La calidez, cordialidad y amabilidad que nos caracteriza. Los detalles, las carcajadas que hacen llorar, los dobles sentido y los chistes colorados.


  • Me quedo con el apoyo familiar, con los viajes familiares, con la unión familiar, mis hermanos, sobrinas, tíos, tías, primos, primas, abuelas y agregados culturales.


  • Me quedo con los días soleados, el olor a churros con chocolate, los helados de la Michoacána, el mole, las rajas con crema, la flor de calabaza, los elotes de Coyoacan. La comida de mi mamá. La gastronomía, en pocas palabras con la “dieta T” (tacos, tortas, tamales). El tequila y el mezcal.

  • Me quedo con el orgullo de nuestra cultura, con los mayas, los aztecas, zapotecas  y su legado arqueológico. Con las palabras que enriquecieron nuestra lengua, con esa mezcla que nos permitió ser lo que somos ahora.

  • Me quedo con los mariachis, el baile, la música y la fiesta.

  • Me quedo con las playas, el bosque tropical, la fauna y la flora, especialmente con el jaguar, el águila y la ballena.
  • Me quedo con los mercados, llenos de color, aromas, texturas, sabores, sobre todo  con el mango, la papaya y el mamey que tanto le gusta a mi padre.



En fin podría decir que soy lo que fui y sigo siendo lo que soy, gracias a esa mezcla de dos extremos tan distintos pero a la vez tan parecidos.

Esta entrada es una invitación a dejar la tercera bolsa ya que son las cosas negativas. Lo que hoy parece negro, dentro de unos años se convertirá en los rayos de sol que nos permitan ver y entender el presente. Tomar distancia sobre el presente nos aporta calma, permite apaciguar los impulsos de nuestros sistemas de alarma y sus efectos sobre la atención. Tomemos aire y dispongámonos a tratar de calmar nuestro pesimismo que no nos deja disfrutar del día a día.

¡Gracias por los 2 extremos que me ha dado la vida!

lunes, 18 de marzo de 2013

El elefante encadenado



El elefante encadenado


Recuerdo que mi primer contacto con las obras de Jorge Bucay, (escritor argentino), fueron en la Universidad, y este fue el principio de un largo recorrido por sus obras.

Uno de los cuentos que más me ha gustado,  ya que ha dejado huella en mi es “el elefante encadenado”  Y desde aquel día en casa hemos tratado de sustituir el  “No puedo”   por   “Si quieres puedes, confío en ti”

Les comparto el cuento

Cuando yo era niño me encantaban los circos, y lo que más me gustaba de los circos eran los animales. También a mí como a otros, después me enteré, lo que más me llamaba la atención era el elefante.
Durante la función, la enorme bestia hacía despliegue de su peso, tamaño y fuerza descomunal… pero después de su actuación y hasta un rato antes de volver al escenario, el elefante quedaba sujeto solamente por una cadena que aprisionaba una de sus patas a una pequeña estaca clavada en el suelo.
Sin embargo, la estaca era sólo un minúsculo pedazo de madera apenas enterrado unos centímetros en el suelo. Y aunque la cadena era gruesa y poderosa me parecía obvio que ese animal capaz de arrancar un árbol de cuajo con su propia fuerza, podría, con facilidad, arrancar la estaca y huir.
El misterio era evidente: ¿Qué lo sujeta entonces?. ¿Por qué no huye?
Cuando tenía cinco o seis años, yo todavía confiaba en la sabiduría de los mayores. Pregunté entonces a algún maestro, a algún padre, o a algún tío por el misterio del elefante. Alguno de ellos me explicó que el elefante no se escapa porque estaba amaestrado.
Hice entonces la pregunta obvia: “Si está amaestrado ¿por qué lo encadenan?”
No recuerdo haber recibido ninguna respuesta coherente.
Con el tiempo me olvidé del misterio del elefante y la estaca… y sólo lo recordaba cuando me encontraba con otros que también se habían hecho la misma pregunta.
Hace algunos años descubrí que por suerte para mí alguien había sido lo bastante sabio como para encontrar la respuesta:
El elefante del circo no escapa porque ha estado atado a una estaca parecida desde que era muy, muy pequeño.
Cerré los ojos y me imaginé al pequeño recién nacido sujeto a la estaca.
Estoy seguro de que en aquel momento el elefantito empujó, tiró y sudó tratando de soltarse. Y a pesar de todo su esfuerzo no pudo. La estaca era ciertamente muy fuerte para él. Juraría que se durmió agotado y que al día siguiente volvió a probar, y también al otro y al que le seguía…
Hasta que un día, un terrible día para su historia, el animal aceptó su impotencia y se resignó a sus destino.
Este elefante enorme y poderoso, que vemos en el circo, no escapa porque cree que NO PUEDE.
Él tiene registro y recuerdo de su impotencia, de aquella impotencia que sintió poco después de nacer.
Y lo peor es que jamás se ha vuelto a cuestionar seriamente ese recuerdo.
Jamás… jamás… intentó poner a prueba su fuerza otra vez…
Vamos por el mundo atados a cientos de estacas que nos restan libertad… condicionados por el recuerdo de «no puedo»… Tu única manera de saber, es intentar de nuevo poniendo en el intento todo tu corazón…

JORGE BUCAY


A lo largo de la vida nos enfrentamos con situaciones como está, en las que después de intentar e intentar sin obtener los resultados esperados nos encontramos con el desaliento, queriendo abandonar la batalla.

A veces así veo a mis alumnos como enormes elefantes atados a pequeñas estacas. Y esque se sienten derrotados sin haber hecho el menor esfuerzo por ganar la batalla.  
Sobretodo aquellos que han experimentado el fracaso escolar,  padecen una especie de indefensión aprendida por la que renuncian a intentar nada que suene académico.  

El fracaso no nos deja luchar.


La derrota llega cuando no consigues algo que deseas mucho. El fracaso no te permite soñar.


Pero nada que valga la pena se consigue sin esfuerzo. Si no lo intentas nunca sabrás hasta donde puedes llegar.

Todos alguna vez hemos sido elefantes en potencia, personas necesitadas de una segunda oportunidad, hay que recuperar la confianza perdida de uno mismo y volver a empezar.

“No eres derrotado cuando pierdes, sino cuando desistes”(Paulo Coelho) 

"No siempre querer es poder, pero siempre, es el primer gran paso"(Renny Yagosesky)




miércoles, 13 de marzo de 2013

Creatividad o miedo


Creatividad o miedo 


Que emoción ver a los pequeñines dibujando caballos rojos, nubes verdes, y arboles morados hasta que llega alguien que te dice.... ¡no así no esta bien!, las nubes son blancas o azules.

"Había una vez un niño que comenzó a ir a la escuela. Una mañana la maestra dijo: “Hoy vamos a hacer un dibujo”. “¡Qué bien!”, pensó el pequeño. Le gustaba mucho dibujar de todo: vacas, tigres, leones, barcos. Sacó su caja de lápices y empezó a dibujar, pero la maestra le interrumpió: “¡Espera! Todavía no he dicho lo que vamos a dibujar. Hoy vamos a dibujar flores”. “¡Qué bien!”, pensó el niño. Le gustaba hacer flores, y comenzó a hacer algunas muy bellas con sus lápices violetas, naranjas y azules.

Pero la maestra intervino de nuevo: “¡Espera un momento! Yo te enseñaré cómo se dibujan las flores”. Y tomando una tiza, pintó una flor roja con tallo verde. “Ahora”, añadió la maestra, “puedes empezar”. El niño miró la flor de la pizarra y la comparó con las que él había pintado. Le gustaban más las suyas, pero guardó silencio. Dió la vuelta a la hoja y dibujó una flor roja con un tallo verde.

Otro día la maestra dijo: “¡Hoy vamos a modelar con plastilina!”. “¡Qué bien!”, pensó el pequeño. Le gustaba la plastilina y podía hacer muchas cosas con ella: víboras hombres de nieve, ratones, carros, camiones. Empezó a estirar y amasar su bola de plastilina, pero al momento, la maestra interrumpió: “¡Espera, aún no puedes empezar! Vamos a hacer un plato”. “¡Qué bien!”, pensó el pequeño. Le gustaba modelar platos y empezó a hacerlos de todas formas y tamaños. Entonces la maestra le detuvo de nuevo: “¡Espera, yo te enseñaré cómo!”. Y le mostró cómo hacer un plato hondo. El pequeño miró el plato que había hecho la maestra, y luego los que él había modelado. Le gustaban más los suyos pero no dijo nada. Sólo moldeó otra vez la plastilina e hizo un plato hondo, como la maestra había indicado.

Muy pronto el pequeño aprendió a esperar a que le dijeran qué y cómo debía trabajar, y a hacer cosas iguales a las de la maestra. No volvió a hacer nada por sí solo.
Pasó el tiempo, y el niño y su familia se mudaron a otra ciudad, donde el pequeño tuvo que ir a otra escuela. El primer día de clase, la maestra dijo: “Hoy vamos a hacer un dibujo”. “¡Qué bien!”, pensó el pequeño, y esperó a que la maestra le dijera lo que había que hacer, pero ella no dijo nada. Sólo caminaba por el aula, mirando lo que hacían los niños. Cuando llegó a su lado le preguntó: “¿No quieres hacer un dibujo?”. “Sí”, contestó el pequeño, “pero ¿qué hay que hacer?”. “Puedes hacer lo que tú quieras”, dijo la maestra. “¿Con cualquier color?”, preguntó él. “¡Con cualquier color!”, le respondió la maestra. El niño no contestó nada, y bajando la cabeza dibujó una flor roja con un tallo verde" (Helen Bucklelin)


Mi reflexión: los niños no tienen miedo al error eso lo aprenden en la escuela o en casa. Y una vez aprendido dejan de decidir, crear, argumentar, inventar.

"Lo esencial de la creatividad es no tener miedo a fracasar" (Edwin H. Land)


Podría hablar de reforma educativa pero creo que no compete a este tema, lo que hace falta es cambiar mentalidades, los primeros 6 años   de vida son los más importantes en el desarrollo del niño. Es ahí donde sustentará las bases para su vida futura por eso he pensado en puntos concretos como procurar que:

Experimenten, jueguen de manera expontánea, crear, intentar una y otra vez, equivocarse y  volverse a equivocar, preguntar,  más pensamiento crítico, menos penalización  al error.


La parte del cerebro que se activa cuando somos creativos y disfrutamos con nuestro trabajo es distinta a la que lo hace cuando tenemos miedo. 

Evitemos el miedo al fracaso ya que en tus manos esta el futuro de toda una nación. 

No es tan difícil, si tu cambias, cambiamos todos.

martes, 12 de marzo de 2013

Potenciar la creatividad



Potenciar la creatividad


Ya decía un conocido empresario, ¨yo procuro correr por lo menos media hora diaria,  ya que es ahí donde han surgido mis mejores ideas ¨.

Cada quien tendrá su propio método para encontrar la creatividad, y es que  para ser creativo se necesita un ambiente tranquilo, relajado que propicie la innovación y las nuevas ideas. Para innovar se requiere estar en un estado mental específico, receptivo al mundo exterior en todos los sentidos, con un punto de vista crítico pero constructivo.

Innovar requiere cambio, audacia, creatividad, receptividad a ideas nuevas, entre otras cosas.

 Aunque tampoco es como seguir una lista de pasos en una receta de cocina. 

A mi me ha resultado realmente efectivo, buscar esos momentos  creativos en el coche, a primera hora de la mañana o al finalizar el día, dandole espacio a la soledad, enfocada en un tema.

Las nuevas tecnologías han y seguirán siendo de gran ayuda. Gracias a ellas si surge una nueva idea sin tener a la mano papel y lápiz  quedarán grabadas o escritas de manera digital.

Mihaly Csickszentmihalyi

Dice que cada persona tiene, potencial-mente, toda la energía psíquica necesaria para llevar una vida creativa.

Sin embargo, hace referencia a cuatro tipos principales de obstáculos que impiden a muchos alcanzar ese potencial.

  • Unos estamos agotados por exigencias excesivas, con lo cual de entrada nos resulta difícil apoderarnos de nuestra energía psíquica y activarla. 
  • Otros nos distraemos fácilmente y tenemos dificultad de aprender la manera de proteger y canalizar la energía que tenemos. 
  • El siguiente problema es la pereza, o la falta de disciplina para controlar el flujo de energía. 
  • Y finalmente, el último obstáculo es no saber que hacer con la energía que uno tiene.


Actualmente con la vida tan agitada que se lleva,(sobre todo en las grandes ciudades) es aún más complejo encontrar esos espacios de tranquilidad y soledad necesarios para la creatividad . Con esto no estoy diciendo que no se pueda ya que para ello se requiere cierta disciplina. 

Si la creatividad consiste en cambiar un campo particular, la creatividad personal consiste en cambiar el campo de la vida personal. 


Es importante probar tantos campos como sea posible. Comienza con cosas que ya te agradan y después pasa a campos relacionados con ellas. Al final deberías se capaz de encontrar uno o más campos que se ajusten a tus aficiones, cosas que disfrutas haciendo y que dilatan el horizonte de tu vida. 

Lo ideal sería poder hacerlo en tantos campos como sea posible. Pero en la práctica los límites de la energía psíquica hacen imposible entregarse en serio a más de unas pocas actividades distintas.  Y lo que realmente importa, en última instancia, no es si tu nombre ha quedado unido a un descubrimiento reconocido, sino si has vivido una vida plena y creativa. 



“Creatividad es inventar, experimentar, crecer, tomar riesgos, romper reglas, fallar, y divertirse”


“No se queden estancados. Todo, absolutamente todo, se puede mejorar ”


Nadie sabe en qué dirección, o en qué sentido, pero si continuas quejándote y conformándote, te será muy difícil ser innovador o creativo” (Guy Kawasaki)



Por ultimo les quiero compartir  un video de Dolors Reig en el que habla de la creatividad en la era digital.

Espero les guste. Feliz creatividad 








viernes, 8 de marzo de 2013


EDUCAR EN EL ASOMBRO



Esta vez les quiero recomendar el libro “Educar en el asombro” de la autora Catherine L Ecuyer (el libro ha alcanzado el puesto #1 en la lista de los "más vendidos") en Amazon.

La más reconocida pedagoga de todos los tiempos la Dra. Maria Montessori, hacía hincapié en la importancia del asombro en el aprendizaje del niño. Hace poco, la neurociencia confirmó a Montessori, cuestionando muchos de los paradigmas educativos actuales. 

En 1999, Dan Siegel, uno de los expertos mundiales en neurociencia (University of California, Los Angeles), afirmaba lo siguiente:


La sobre estimulación externa (ciertos métodos educativos, algunas nuevas tecnologías), sustituye al asombro y sofoca la capacidad de creatividad y de motivación propia del niño. También satura los sentidos e impide que el niño perciba estímulos menos ruidosos. Al final, el niño no presta atención a los estímulos menos ruidoso aunque sean importantes, se apalanca, se aburre y busca sensaciones nuevas para satisfacer su adicción al ruido y a la sobre estimulación.

Para que un niño se pueda asombrar, hace falta respetar una serie de condiciones, entre otras, dejarle margen de libertad, de autonomía, que estén cubiertas sus necesidades básicas, fomentar el silencio, la sensibilidad, darle tiempo, respetar sus ritmos, fomentar una ambiente de confianza y proteger su inocencia


Sinopsis del libro


¿Cómo educar en un mundo frenético e hiperexigente?
¿Cómo conseguir que un niño, y luego un adolescente, actúe con ilusión, sea capaz de estar quieto observando con calma lo que le rodea, piense antes de actuar y esté motivado para aprender sin miedo al esfuerzo? Los niños de los últimos veinte años viven en un entorno cada vez más frenético y exigente, que por un lado ha hecho la tarea de educar más compleja, y por otro, los ha alejado de lo esencial. Vemos necesario para su futuro éxito programarlos para un sinfín de actividades que, poco a poco, les están apartando del ocio de siempre, del juego libre, de la naturaleza, del silencio, de la belleza. Su vida se ha convertido en una verdadera carrera para quemar etapas, lo que les aleja cada vez más de su propia naturaleza, de su inocencia, de sus ritmos, de su sentido del misterio. Muchos niños se están perdiendo lo mejor de la vida: descubrir el mundo, adentrarse en la realidad. Un ruido ensordecedor acalla sus preguntas, las estridentes pantallas interrumpen el aprendizaje lento de todo lo maravilloso que hay que descubrir por primera vez.

El asombro nos espera en cada esquina. (James Broughton)

Para mayor información les comparto la dirección de la autora http://apegoasombro.blogspot.com.es/p/que-es-el-asombro.html

Recientemente se publicó en la Vanguardia un ARTICULO relacionado con el tema, por si les interesa leerlo.


Espero que lo disfruten, feliz lectura.

jueves, 7 de marzo de 2013

La metamorfosis en la educación

La metamorfosis en la educación


Al ver el proceso de metamorfosis  de una mariposa siempre me he preguntado si todo este proceso biológico de transformación será doloroso y complicado, ya que  conlleva grandes cambios estructurales y fisiológicos, desde su nacimiento hasta su madurez.

Y de ser así como experimentará la culminación de este proceso al sentir el goce de libertad y tener la oportunidad que con lleva el conocer nuevos horizontes.

Esta reflexión se la planteo a mis alumnos a mediados del semestre, cuando la motivación  baja, el entusiasmo se evapora y las ganas de seguir adelante se agotan.

En respuesta hemos tenido largos minutos de reflexión y análisis,  pero sobre todo una recarga de energía para los semestres venideros.

En este sentido encontramos justamente el proceso de metamorfosis en la educación el cual conlleva un cierto sacrificio, coraje y constancia que al final se vera recompensado por una transformación o cambio que cada uno experimentará como un proceso de liberación y felicidad. Es decir, la educación no solo es, o debería ser liberadora, sino que tal liberación también se debería entender como la posibilidad de ¨humanizar” al hombre. Ya afirmaba Kant que el hombre llega a ser hombre por medio de la educación. 



Y a diferencia de las mariposas este proceso se hará una y otra vez a lo largo de nuestra vida dado que el ser humano nunca termina de aprender.

Les comparto el cortometraje de "el circo de las mariposas" de Joshua Weigel, 
en el que se muestra este proceso de transformación o crecimiento personal que experimentamos cuando el aprendizaje es significativo, dicho de otra manera aprendemos de verdad y lo incorporamos a nuestro día a día, crecemos, maduramos y nos convertimos en personas distintas, mejores, más felices.









martes, 5 de marzo de 2013

Todo gran viaje comienza con un pequeño paso


En un constante afán de compartir y empezar este nuevo camino con vosotros y que atañe a mi  vocación de pedagoga, ya que creo firmemente en la educación como herramienta de progreso y cambio. 
Y en el papel transformador que de ella emana. 




He decidido abrir este espacio para compartir con vosotros temas relacionados con la educación y formación en general y poder  reflexionar, comentar, dialogar y sumergirnos en este apasionante tema. La educación.

Dicho de manera general ya que está presente en todos los ámbitos en donde se desarrolla el ser humano así como en cada etapa evolutiva del mismo.

Ahora me viene a la mente una frase que lei en el blog de la mariposa y el elefante , el cual me ha inspirado en la creación del mío y se los quiero compartir.

Enseñar es la mejor manera de aprender y compartir es la mejor manera de aprender a ser.


Y en este lucha constante por aprender y cumplir un sueño he decidido renovarme , actualizarme y escribir todo lo que el tiempo y las largas horas de estudio y lectura me han dado. Este es un reto para mi y espero poder aportar un granito de arena en cada post que publique, por ahora me despido con una frase del principito que me gusta mucho.


CAMINANDO EN LINEA RECTA NO PUEDE UNO LLEGAR MUY LEJOS.


¿Me acompañan en este camino?