miércoles, 24 de abril de 2013

Quien ama educa


Quien ama educa



de Içami Tiba


Hace un par de meses me regalaron un libro que pienso “todo educador, padre o madre debería leerlo y tenerlo como referencia para algún momento de su vida”.

El autor escribe de manera simple y a la vez profunda, temas actuales como la educación en el siglo XXI, aportando las herramientas necesarias para que padres y educadores aprendan a enfrentarse a las mentes de los niños con la intención de convertirlos en personas felices con una autoestima cuidada.’’

Abarcando aspectos cotidianos como la televisión y los videojuegos, hasta conceptos fundamentales como los valores humanos y la convivencia social. Y señala que estando mejor preparados para cumplir nuestro rol, tendremos más probabilidades de lograr que los pequeños crezcan saludables y felices.

Sin embargo, es muy incisivo a la hora de hablar de “niños felices” ya que desde el comienzo de su libro aclara que no es posible comprar felicidad para nuestros hijos, ni siquiera prestarles la nuestra. La única forma de ayudarlos es“dar a los hijos mucho amor, cariño, respeto, enseñarles tolerancia, solidaridad y civilidad, exigirles reciprocidad, disciplina y religiosidad, reforzar su ética y sentido de preservación de la tierra. Pues la autoestima se compone de todo ello. El alma se sustenta en la autoestima y en esa paz reside la felicidad”.

Continuando con este tema, Tiba realiza una acertada metáfora sobre el rol de los padres que sin duda ayuda a reflexionar sobre el tema. Dice que los hijos son como los barcos. “La mayor seguridad para los barcos puede estar en el puerto, pero fueron construidos para surcar los mares”. Nuestra tarea es prepararlos para ello. Y no solo brindarles provisiones materiales, sino lograr que a cada uno de sus viajes lleven algo que está en el interior de cada uno: la capacidad de ser feliz. 

También habla de los cambios evolutivos de la mujer y los resultados de una educación permisiva, como consecuencia de una madre que trata de compensar la culpa que siente por estar ausente exagerando los cuidados de los hijos. 

Sobre este punto dice: “El principal veneno en la educación de los hijos es la culpa. La mamá siente culpa por trabajar fuera, cuando piensa que debería estar con sus hijos y siente culpa por estar con sus hijos cuando cree que debería estar trabajando”.


Un concepto especialmente relevante en este libro es el de la necesidad de educar ciudadanos éticos que hagan su parte en la recuperación de la salud de la tierra tan menoscabada en los últimos tiempos. 

“No siempre los navíos (los hijos) van al lugar donde los fabricantes (los padres) se imaginan. Nadie puede decir qué camino va a seguir un hijo, pero de cualquier manera debe llevar dentro de sí valores como ética, humildad, humanidad, honestidad, disciplina y gratitud y la disposición de aprender siempre y de transmitir todo lo que pueda para establecer relaciones integrales con todas las personas independientemente de su origen, color, credo y condiciones socioeconómicas y culturales”.

Icami Tiba es médico especializado en psiquiatría, psicoterapeuta de adolescentes y asesor de familias, es uno de los profesionales más respetados de Brasil. Es columnista de TV y conduce un programa de radio. Es autor de 22libros, entre ellos otro llamado igualmente quien ama educa pero específicamente para jóvenes de los cuáles llevan vendidos más de dos millones de ejemplares.

2 comentarios:

  1. Me encantó la síntesis del libro. Delicado y polémico el tema de las mamas; intentaré leerlo dentro de los n libros pendientes q tengo je. Gracias

    ResponderEliminar
  2. No dejes de leerlo Rich, esta muy bueno, besos

    ResponderEliminar